Thursday, September 01, 2005

Nuevas pistas

El licenciado Raydán ha recordado un dato importante sobre lo que podría ser el momento original del neonachismo. El dato envuelve una paradoja: el primer atentado sufrido por el neonachismo le habría dado nacimiento al mismo. Enunciado así, podría pensarse que Groucho Marx fue el inventor del neonachismo, pero desde luego, Groucho no pasaba de las ocurrencias y el creador de esta corriente tan extraña (si hemos de seguir al banquero libanés) es un hombre de muy pocas palabras, pero de acciones rápidas y violentas. El neonachismo habría nacido la noche en que Niccoló Silenzi sacó a tiros de Arca del Valle a un incipiente músico y a sus alegres invitados. Nacimiento y bautizo de fuego parecen haber marcado los inicios misteriosos del neonachismo. "Paquetico Valcárcel" seguramente recuerda el histórico episodio.

Tuesday, August 30, 2005

El manuscrito

1. En la geografía literaria de América Latina, Comala, Santa María y Macondo, seguramente, sean los grandes topónimos. Rulfo, Onetti y García Márquez le dieron vida propia a esos lugares, tanta, que han terminado siendo más reales que algunos puntos supuestamente verdaderos de la cartografía no literaria.

Son muchas las ciudades del imaginario narrativo de América Latina. Puerto Araguato y Santa Mónica de los Venados son lugares de Alejo Carpentier en El Recurso del Método y Los pasos perdidos, respectivamente. Tierrapaulita es ciudad de Miguel Angel Asturias en Mulata de tal. Redonda es un reino ubicado en una pequeñísima isla del Caribe, es decir, es un reino diminuto. Su monarca: el novelista madrileño Javier Marías. De modo que se trata de un espacio que todavía está en manos del colonialismo, práctica que tampoco ha sido desterrada de la literatura.

Ahora mismo recuerdo a Arepa, una isla del caribe descrita por el mexicano Jorge Ibargüengoitia en novelas y obras de teatro y a Angosta, la ciudad que da título a una novela de Héctor Abad Faciolince.

Me cuentan de un remoto lugar llamado Eckarland, cuya descripción parece correr por cuenta del connotado investigador nenonachista Guy Monod.

¿En alguna de esas ciudades estará el Manifiesto?

Sospecho –aunque no mucho- de Redonda. No sé qué dice de esto Henry Simon Leprince.

2. Al mencionar El Recurso del Método recordé haber leído en los diarios de Julio Ramón Ribeyro que éste una vez le preguntó a Cortázar si le gustaba esa novela de Carpentier. “No me gusta”, fue la respuesta de Cortázar. “Dice lo que ya sabemos”, agregó. Para Ribeyro lo que Cortázar quiso decir fue: “Dice lo que podemos leer y saber en cualquier otro texto”. Hablaron después de un extraño manuscrito que dice todo lo que sabemos pero nos hace sentir como si no lo hubiéramos sabido antes. Ribeyro coloca después puntos suspensivos. Por más que lo he buscado no encuentro en las páginas de sus diarios ningún dato más acerca del insólito manuscrito.

Monday, August 29, 2005

Noticia del neonachismo

El cortazariano Guy Monod y el bolañesco Henry Simon Leprince seguramente darán con el modelo para armar el disgregado Manifiesto Neonachista. Por algo el primero es perseguidor y el segundo detective salvaje. Han recibido el apoyo de Altazor y desde este momento cuentan con el mío.

Ver http://nocheterrible.blogspot.com
http://blogges.blogspot.com
http://www.cuadrivio.blogspot.com

Inicio del viaje

Del aeropuerto al barrio de Caballito, "sector que ocupan cooperativistas, socialistas y utopistas en las primeras décadas del siglo XX" , a la casa de mis amigos.

"Se dora el asado en la terraza".

Leo a Juan José Saer, paisano mío.

Y doy inicio a este viaje por la blogosfera.